Misioneros Oblatos de la Sagrada Familia

¿Quienes somos?

"Si esto es obra de Dios, seguira conmigo o sin mi"

Somos una familia religiosa fundada el 31 de enero de 1966 por quien fuera durante muchos años Señor Cura de Sahuayo, Michoacán, el Padre Enrique Méndez Garibay. Nuestro fundador, siendo sacerdote diocesano, tuvo siempre la inquietud de fundar una familia religiosa que se dedicara a formar sacerdotes. Durante su estancia en Roma, mientras estudiaba compartía su ideal con el Padre José Salazar quien fuera al paso de los años Cardenal de la diócesis de Guadalajara.

El veía la escasez de sacerdotes y le dolía que muchas vocaciones se malograran por falta de medios económicos ya que algunos que aspiraban a la vida sacerdotal pertenecían a familias pobres. Su experiencia entre jóvenes bien intencionados lo llevaba a preguntarles "¿No te gustaría ser sacerdote?" Amaba su sacerdocio y por eso aprovechaba cualquier oportunidad para promover las vocaciones. Apoyó a muchos jóvenes para que entraran al seminario y muchos de ellos llegaron a ordenarse y así veía cumplirse su ilusión ya que siempre decía: "Quiero darle sacerdotes a la iglesia".

El Padre Enríque confió siempre en la Providencia de Dios ya que a pesar de las necesidades y problemas por los que pasaba el Instituto, nunca perdió el ánimo de seguir adelante.

Su sencillez lo llevó a llamar “su obrita” a este Instituto, para no enaltecerse ya que siempre decía: “Mejor que los demás hablen de mí”.

Decir “su obrita” tiene un significado muy profundo ya que los esfuerzos humanos que él hace, piensa que no son muchos para sostener el caminar de este Instituto, sino que la OBRA ES DE DIOS, que pone la mayor parte.

Leer artículo completo

Misioneros Oblatos de la Sagrada Familia | (c) 2016

Pantalla Completa

Derechos reservados ®